En todo el mundo, las mujeres se unen para hornear jalá en honor a Israel

02/11/2023

3 min de lectura

En la mañana del 7 de octubre, en la festividad de Simjat Tora, cientos de israelíes en el sur del país se encontraron bajo un espantoso y cruel ataque de terroristas de Hamás que dejó trastabillando al país y a toda la comunidad judía. Con más de 1.400 israelíes asesinados y más de 200 rehenes, los judíos del mundo se han visto sumidos en el dolor mientras Israel continúa librando una guerra difícil.

En todas partes, la gente se movilizó rápidamente para ayudar en el esfuerzo bélico, pero muchos judíos se sintieron impotentes y se preguntaron qué podían hacer para ayudar, ya fuera material o espiritualmente. ¡Aquí entran los eventos de hafrashat jalá! Hornear jalá es un acto tanto sabroso como poderoso. Con el proceso de hornear grandes cantidades de masa viene la mitzvá de hafrashat jalá, en la cual se separa y se quema un trozo de masa. Separar jalá se considera una mitzvá muy especial, un momento auspicioso para rezar por nuestros seres queridos y por todos los que lo necesiten.

Para el Shabat siguiente al 7 de octubre, en todo el mundo las mujeres se reunieron para hacer hafrashat jalá en honor a Israel, usando el poder espiritual del evento para elevar sus plegarias por Israel, por las personas afectadas, y por todos los soldados que luchan para proteger la seguridad del estado judío. En todo el mundo hubo eventos de jalá, incluyendo comunidades de los Estados Unidos, Canadá, Europa, Israel y Australia.

Jabad de Ventura County, California, fue una de las comunidades en las que hubo un evento de jalá el 12 de octubre. Se trata de un evento que realizan cada año, y esta vez tuvo un énfasis especial rezando por Israel. Las mujeres de la comunidad se reunieron para preparar la masa, compartieron historias de fortaleza, y se sumergieron en el simbolismo que la mitzvá de jalá tiene para ellas y para toda la comunidad judía.

La Rebetzin Sara Latowicz dijo: "Esto muestra cuánta fuerza tienen las mujeres. Y podemos sacarlo a la luz para ver cómo cada esposa, hija o madre puede marcar una diferencia".

"El evento unió a muchas mujeres. En algunos casos, mujeres que nunca antes habían visto una jalá, nunca habían participado de un Shabat. Fue algo mágico, con todas las mujeres trabajando juntas su masa. Todas tienen muchas ganas de volver a hacerlo. Es algo que desarrolla el amor por ser judíos y el amor por Israel. Nos conecta a todos".

"Yo organizo muchos programas, pero los eventos de jalá son los más exitosos. Es algo que llega al alma. Vemos y sentimos la conexión sin importar de dónde venimos, porque todas estamos profundamente conectadas como mujeres judías, como eslabones de una cadena. Comprendes que no estás sola. Estás conectada con generaciones de mujeres".

"Todas queremos encontrar un espacio de tiempo más espiritual en el cual poder sentir la bondad". Es algo que surge del corazón y que toca algo muy profundo".

La fuerza de la jalá llegó mucho más allá de las comunidades tradicionales y religiosas. En Israel, mujeres que típicamente se identifican como laicas y no religiosas participaron por primera vez en eventos de hafrashat jalá y encendieron las velas de Shabat. Una de estas mujeres, Shani Ben Israel, encontró en estos rituales consuelo y fuerza a partir de los eventos del 7 de octubre, un día en el que ella, como muchos israelíes, sufrió la pérdida de muchos amigos y parientes. Al asistir a un evento de hafrashat jalá en la mañana del 20 de octubre, al separar la jalá Shani se tomó tiempo para agregar una plegaria por su novio, que fue reclutado con la reserva y sirve en el norte, cerca de la frontera del Líbano, así como por su hermano, que también está en la reserva y ahora se encuentra en una base en el sur.

Shani dijo: "Siento que esto es lo menos que puedo hacer durante la guerra, en especial por quienes se encuentran en el frente. Tener pensamientos positivos sobre ellos y hacer buenos actos, y hacerlo con mis amigas, a quienes amo. Me ayuda a sentirme mejor".

Con tantas personas participando en el esfuerzo de la guerra, ya sea como soldados, como voluntarios que ayudan a los soldados o a quienes viven en el sur, o recaudando fondos para los necesitados, un poco de plegarias sin duda no vienen mal. Cada pequeño impulso a la moral ayuda, y ninguna plegaria debe rechazarse en este momento. Existe la esperanza de que con cada Shabat que pasa, podamos traer más luz y esperanza al mundo. Que haya muchos Shabat en paz para Israel y para los judíos de todo el mundo.

Aquí tienes una guía paso a paso para hacer Hafrashat Jalá

EXPLORA
ESTUDIA
MÁS
Explora
Estudia
Más
Contacto
Lenguajes
Menu
Donar
Únete a nuestro newsletter
Redes sociales
.